Caza con Aves de Rapiña

La caza con aves de rapiña, también conocida como cetrería consiste en utilizar aves como el halcón, lechuzas,aguilillas… etc, para cazar. Cazar presas como palomas, conejos, urracas etc…

Las aves de rapiña, también conocidas como aves rapaces o aves de presa, son un grupo de aves carnívoras que se caracterizan por tener garras afiladas, un pico curvado y una excelente visión que les permite detectar a sus presas desde grandes distancias.

En la caza con aves de rapiña el cazador tiene una actitud pasiva. Su función es liberar el ave una vez hayan localizado a su presa.

Aves de Rapiña más utilizadas

Las aves de rapiña se han utilizado desde tiempos ancestrales para la caza y la cetrería, una técnica que consiste en entrenar aves de presa para la caza de animales. A continuación, te presento algunas de las aves de rapiña más utilizadas para este fin:

  1. Águila real: esta es una de las aves de rapiña más grandes y poderosas del mundo. Su tamaño y fuerza la convierten en una excelente cazadora de animales de gran tamaño, como ciervos o cabras montesas.
  2. Halcón peregrino: es una de las aves de rapiña más rápidas del mundo, capaz de alcanzar velocidades de hasta 320 km/h en un picado. Se utiliza principalmente para la caza de aves.
  3. Búho real: es una de las aves rapaces más grandes del mundo. Su gran tamaño y silenciosidad lo convierten en un excelente cazador nocturno de animales pequeños, como roedores o conejos.
  4. Cernícalo: es una de las aves de rapiña más pequeñas y ágiles. Se utiliza principalmente para la caza de aves, como palomas y perdices.
  5. Águila de Harris: es una de las aves de rapiña más utilizadas en la cetrería. Se utiliza principalmente para la caza de animales de pequeño y mediano tamaño, como conejos y zorros.

Estas son solo algunas de las aves de rapiña más utilizadas en la caza y la cetrería, pero existen muchas más especies que también son valoradas por sus habilidades como cazadoras.

¿Cómo cazan las aves de rapiña?

Las aves de rapiña son depredadoras especializadas en la caza de presas vivas, y tienen una serie de adaptaciones anatómicas y comportamentales que les permiten capturar y matar a sus presas. Aquí te presento algunas de las principales estrategias de caza de estas aves:

  1. Persecución en vuelo: muchas aves de rapiña, como los halcones y las águilas, son excelentes cazadoras en vuelo. Estas aves detectan a sus presas desde el aire gracias a su aguda visión y su capacidad para ver detalles a largas distancias. Una vez que han detectado a su presa, la persiguen en vuelo hasta alcanzarla y capturarla con sus garras.
  2. Emboscada: algunos búhos y águilas utilizan la emboscada como estrategia de caza. Se ocultan en una posición estratégica y esperan a que su presa pase cerca para lanzarse sobre ella y capturarla con sus garras.
  3. Caza en picado: algunas aves de rapiña, como los halcones peregrinos, utilizan la técnica del picado para cazar. Estas aves se lanzan en picado desde gran altura hacia su presa, alcanzando velocidades muy altas, y capturándola con sus garras.
  4. Caza terrestre: algunas aves de rapiña, como los cernícalos, son cazadoras terrestres. Estas aves se desplazan por el suelo en busca de pequeños mamíferos y aves, y los capturan con sus garras.

En general, todas las aves de rapiña utilizan sus garras y su pico curvado para capturar y matar a sus presas. Cada especie de ave de rapiña tiene habilidades y estrategias de caza específicas adaptadas a su estilo de vida y a las presas que cazan.


Más artículos de caza